Comenzó la desmunicipalización: la apuesta más importante por la educación pública de las últimas décadas

Comenzó el traspaso de jardines, colegios y liceos municipales a 70 nuevos Servicios Locales de Educación Pública y con ello se dio inicio a la implementación de la Ley N° 21.040 crea un nuevo Sistema de Educación Pública, transfiriere los establecimientos educacionales de los 345 municipios –donde están radicados ahora–, a 70 nuevos Servicios Locales de Educación.

“¿Para qué hacemos este cambio, el más importante en muchas décadas en la educación pública?”, se preguntó esta mañana el Director de Educación Pública, Rodrigo Egaña Baraona: “con el único objetivo de mejorar sustancialmente la calidad y excelencia de los aprendizajes y convertir a los jardines, escuelas y liceos públicos en estándar del sistema educacional en su conjunto (como ocurre entre la educación superior y las universidades estatales). Queremos que cuando una familia elija, sepa que la escuela o liceo público que tiene cerca será de excelencia y su mejor alternativa”, señaló.

La transición entre la actual administración municipal y el nuevo Sistema de Educación Pública será un proceso gradual y durará hasta el año 2025 (con una evaluación intermedia para revisar el proceso de instalación). En ese camino, los dos primeros Servicios Locales de Educación Pública comenzaron a funcionar el 1° de marzo de 2018: “Puerto Cordillera” que agrupa jardines, escuelas y liceos públicos de las comunas de Coquimbo y Andacollo; y “Barrancas” que agrupa los establecimientos de Pudahuel, Lo Prado y Cerro Navia. Por su parte, los Servicios Locales de “Huasco” (Alto del Carmen, Freirina, Huasco y Vallenar) y “Costa Araucanía” (Carahue, Nueva Imperial, Saavedra, Teodoro Schmidt y Toltén) asumirán la responsabilidad sobre el servicio educacional a partir del 1° de julio de 2018.

Cifras de la Nueva Educación Pública

Los dos primeros Servicios Locales reciben a partir de hoy, alrededor de 2.100 docentes de aula y 2.060 asistentes de la educación, de un total de 104 establecimientos educacionales y 34 jardines infantiles de los territorios Barrancas y Puerto Cordillera. Este 5 de marzo se inician las clases del sector público, con lo que se espera el arribo de casi 39 mil estudiantes y sus familias.

Cabe destacar que una vez que finalice el proceso de desmunicipalización -año 2025- el Sistema de Educación Pública contará con 7.137 funcionarios en los 70 servicios locales de educación pública; 103.886 docentes y 75.074 asistentes de la educación; y 1 millón 300 mil estudiantes en 5.196 establecimientos educacionales.

Objetivos que se han trazado

Entre los objetivos que se han trazado para este proceso se encuentra lograr especialización del sistema y una escala geográfica adecuada, equitativa y no atomizada.

El Director Nacional de Educación Pública, sostuvo que otros objetivos del nuevo Sistema de Educación Pública que se está construyendo “son garantizar calidad de la educación en todos los establecimientos públicos en cualquier territorio donde se encuentren; desarrollar al máximo las potencialidades de los niños y jóvenes con una mirada de futuro, centrándose en aprendizajes para el siglo XXI; generar una sana e inclusiva convivencia dentro del aula y que seamos parte y aprendamos a convivir como ciudadanos; entregar oportunidades reales a las y los estudiantes de la educación pública: trayectorias educativas, laborales y de vida; y finalmente, que participen y se involucren las familias en la educación de sus hijos e hijas”, afirmó Egaña.

Creación de un inédito nivel intermedio

La apuesta de Egaña (que se trasladó del Servicio Civil a dirigir este proceso), es aún más ambiciosa. Dijo que el objetivo del nuevo Sistema de Educación Pública tiene el desafío de crear un nivel intermedio que otorgue liderazgo y equipos profesionales de alto estándar, con foco en los aprendizajes y el mejoramiento, que permita la continuidad de las políticas y estrategias y que tenga capacidad para tomar decisiones.

“Chile pierde un enorme potencial de mejoramiento de la calidad y equidad al no contar con un nivel intermedio entre lo local y lo nacional… Crear un nivel intermedio destinado al mejoramiento de la calidad es fundamental. La carencia de especialización en educación por parte de los municipios hace ineficiente su desempeño: el Mineduc ve temas técnicos pedagógicos, y la comuna los administrativo-financiero. La separación entre ambos ha sido muy negativa”, sostiene Egaña.

Todos los Estados en el mundo fortalecen su educación pública, si bien la administran de distintas maneras. El Director de Educación Pública sostiene que “no está en contra de la educación municipal en sí mismo, pero que la heterogeneidad de los municipios hace que debamos hacer este cambio.

“Es una tarea-país más allá de los avatares políticos; hay consenso en que debemos recuperar la educación pública como espacio de calidad, convivencia y formación ciudadana. En un sistema mixto como el nuestro, la educación pública debe convertirse en el estándar de calidad para todas las dependencias administrativas, sean privadas o subvencionadas”, finalizó Egaña.